Los investigadores han diseñado un tatuaje basado en grafeno que puede ser colocado directamente sobre la piel con agua, algo similar a un tatuaje temporal. La diferencia es que en lugar de presentar diseños artísticos o coloridos, el nuevo tatuaje es casi transparente. Su principal atractivo es que las propiedades electrónicas únicas del grafeno permiten al tatuaje funcionar como un dispositivo electrónico portátil, con aplicaciones potenciales, incluyendo usos biométricos (como medir la actividad eléctrica del corazón, cerebro y músculos).

Investigadores de la Universidad de Texas han publicado un artículo sobre el nuevo tatuaje electrónico de grafeno. Este tatuaje electrónico es similar a los dispositivos electrónicos disponibles en el mercado para el seguimiento de la salud y la aptitud física: ambos tipos de dispositivos son capaces de monitorizar la frecuencia cardíaca y la bioimpedencia (una medida de la respuesta del cuerpo a una corriente eléctrica). Estos tatuajes ultrafinos pueden ajustarse completamente a la piel, ofreciendo una gran calidad en los datos, en contraste con el menor rendimiento de los electrodos montados en bandas y atados a la muñeca o el pecho. Debido a la alta calidad de la detección, los investigadores esperan que los tatuajes de grafeno puedan ofrecer reemplazos prometedores para los sensores médicos existentes, que típicamente se adhieren a la piel y requieren gel para permitir que los electrodos funcionen.

Los nuevos tatuajes están hechos de grafeno recubierto con una capa de respaldo ultrafino de polímero transparente de metacrilato de metilo (PMMA). Durante la fabricación, la capa de PMMA se transfiere a un pedazo de papel normal de tatuaje, y la capa de grafeno es impresa con diferentes patrones para hacer diversos tipos de sensores. El tatuaje acabado se transfiere a cualquier parte del cuerpo poniendo el lado del grafeno en contacto con la piel y aplicando agua en la parte posterior del papel de tatuaje para que se adhiera a la piel. Estos conservan su función completa por unos dos días o más, pero pueden ser quitados en cualquier momento.

El tatuaje tiene sólo 460 nm de grosor y una transparencia óptica de aproximadamente un 85%. Estos tatuajes son apenas perceptibles al ojo humano.

Las pruebas mostraron que se pueden utilizar con éxito para medir una variedad de señales electrofisiológicas, incluyendo la temperatura de la piel y la hidratación de la piel, y pueden funcionar como electrocardiograma (ECG), electromiograma (EMG) y electroencefalograma (EEG) para medir la actividad eléctrica del corazón, los músculos y el cerebro, respectivamente.

Viendo lo visto, el futuro del mismo es muy prometedor en aplicaciones potenciales en el cuidado de la salud y el uso de acciones específicas controladas por la actividad cerebral. Esta última área de investigación puede tener aplicaciones en el IoT (Internet of Things), casas y ciudades inteligentes, interacción con ordenadores, sillas de ruedas inteligentes, tecnología asistida del habla, control de robots,…

Tatuaje de grafeno para ver el estado de salud
5 (100%) 1 voto